SEMBLANZA. Homenaje al destacado escritor Roldán Peniche Barrera

Roldán Peniche Barrera quiere ser recordado como "un combatiente del tiempo", así lo dejó saber durante el homenaje que le dedicó el Patronato Pro Historia Peninsular (Prohispen)el pasado 19 de septiembre a casi 50 años del inicio de su trayectoria como escritor, ensayista y poeta. Dueño de una prolífica pluma y una versatilidad que le ha permitido transitar a través de los más diversos géneros literarios, Roldán Peniche ha regalado a Yucatán millares de páginas -con sus más de 40 obras publicadas- en las que ha reflejado la historia propia y del estado que le vio nacer.

El auditorio del centro cultural José Díaz Bolio lució abarrotado de amigos y colegas del homenajeado. En la mesa panel lo acompañó la presidenta del patronato, Margarita Díaz Rubio y el también literato Fernando de la Cruz; ambos intercambiaron opiniones y anécdotas relativas al extenso trabajo que Peniche Barrera ha plasmado en las páginas de sus libros y a su generosidad al compartir sus conocimientos con las nuevas generaciones de escritores, a quienes jamás ha negado consejo

La ceremonia fue conducida por el Director del Centro Cultural ProHispen, el Mtro. Efraín G. Medina Alcocer, quien agradeció la presencia de todos los asistentes e inició el homenaje proyectando un video de corta duración  sobre el laureado escritor.

A través de él,  el público asistente pudo conocer muchos aspectos poco conocidos de Roldán, como el hecho de que apenas contando los doce años de edad escribió su primera obra a la que él mismo clasificó en el género "novela juvenil". Era sobre un mago, según recuerda en ese video proyectado durante la velada. "Para mi no tenía mucho valor", confiesa. Veinte años después comenzaría de lleno la historia de Roldán Peniche a su regreso de Estados Unidos -en donde residió durante diez años- cuando publicó su primera obra literaria: El Último Sol.

Para Don Roldán, la virtud más importante de un escritor innegablemente es el talento. Según comentó, existen libros para todo público; "los hay profundos y ligeros", dice. "Uno nace siendo escritor y luego la técnica se mejora con los consejos de los veteranos", señaló en referencia a Renán Irigoyen Rosado y Alberto Cervera Espejo, dos de sus grandes mentores a quienes ofreció los primeros escritos; y estos fueron muy bien recibidos.

Fiel a sus arraigadas costumbres, el maestro Peniche Barrera se niega rotundamente a abandonar su añeja máquina de escribir Olivetti, pues comenta que le resulta más sencillo llenar las páginas de esa manera. Él escribe "lo que se le venga en mente" y hay días en los que puede producir hasta veinte hojas sentado en su estudio y rodeado de sus obras favoritas; como las de Juan Rulfo, a quien considera su máxima influencia literaria.

"Escribir es mucho trabajo, a pesar de lo que muchos piensan, hay que documentarse", aclaró antes de advertir que uno de los principales problemas para los escritores yucatecos es la falta de vínculos entre creadores y librerías. En carne propia, Peniche Barrera ha atestiguado los embates de esta situación; teniendo que dejar en el tintero piezas de importante valor para la literatura local. "Se desperdicia mucho talento", lamentó.

El Mtro. Fernado de la Cruz, dedicó unas palabras al escritor de quien señaló “Roldán es un ejemplo a seguir. En el aspecto humano es alguien sumamente generoso con todo joven escritor que se le aproxime [...] Ya apunta Faulo Sánchez Novelo que “Roldán Peniche Barrera no sólo sabe lidiar y salir victorioso en los terrenos de la creación literaria, sino también en el resbaladizo aunque siempre desafiante escenario de las relaciones interpersonales. De pluma prolífica, ha publicado ensayo, crítica literaria, ejercicios ecfrásticos, crónica, novela histórica, poesía, traducción... y a pesar de sus exitosas publicaciones, se mantiene en busca nuevos cauces editoriales para sus manuscritos frescos. No por haber publicado en Dante y en las diversas instituciones culturales públicas y privadas le rehúye a la editorial independiente ni a la edición de autor. Entre las citadas instituciones están la UDY y la UADY, el ICY y SEDECULTA al igual que instituciones federales como el ISSSTE y el Ágora de Fonapás, editoriales privadas del centro del país más otras locales como el Ayuntamiento de Mérida, Dante, CEPSA y nuestro muy querido Maldonado Editores, entre otras no menos importantes”.

Acto seguido, la Sra. Margarita Díaz Rubio, Presidenta del Patronato procedió a entregarle un reconocimiento a nombre del Patronato Pro Historia Peninsular de Yucatán y el Centro Cultural ProHispen “Por su invaluable aporte a la memoria del pueblo yucateco mediante una prolífica obra literaria que abarca más de cuarenta títulos publicados de poesía, narrativa y crónica”.

Luego de la entrega del reconocimiento, la noche se encendió luego de que anunciara que el patronato que preside se ocupará del financiamiento de la próxima publicación de Roldán Peniche; una "autobiografía novelesca", como él mismo la describió. Al finalizar el evento, los asistentes tuvieron la oportunidad de intercambiar algunas palabras con el laureado y felicitarlo por su trayectoria, en el llamado Jardín de los Montejo.

 

Elaboró: Juan Manuel Contreras Herrera

Revisó: Efraín G. Medina Alcocer